INFORMACIÓN ERRÓNEA A PACIENTE. INDEMNIZACIÓN.

Corresponde indemnizar a la paciente por su aseguradora por vivir el trance de creerse curada, cuando la realidad era que el tumor por el que había sido intervenida seguía ahí. El seguro deberá abonar 60.000 euros a la paciente, que tuvo que someterse a una nueva operación, a pesar de ser informada de que su tumor había sido extirpado completamente sin dejar rastro. Se considera, por tanto, que los médicos han actuado en contra de la lex artis (los niveles de calidad exigibles a los servicios profesionales) al asegurar a la paciente que estaba curada. SAP Madrid nº 191/2020 Civil 23/06/2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba