ALLANAMIENTO DE DOMICILIO DE PERSONA JURÍDICA. DESPACHO DE ABOGADOS.

El Alto Tribunal aclara que irrumpir injustificadamente en el despacho profesional de un letrado contra su voluntad constituye delito de allanamiento, con independencia de que la incursión se produzca durante las horas de apertura del bufete. Se considera que pese a no tratarse de la morada de la víctima, el Código Penal protege la intimidad de los profesionales en estos espacios de trabajo, reservados a colegas de profesión y donde se custodian los expedientes de clientes. STS nº 89/2022 Penal 04/02/2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba